Encuentra Soluciones

El mal humor te está deprimiendo?

Regresa a lo básico… la naturaleza

Sabías que los trastornos del estado de ánimo se pueden eliminar pasando más tiempo al aire libre?

Busca una manera simple de ayudarte a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, y tal vez incluso mejorar tu memoria. Da un paseo en el bosque o en el parque.

“Muchas personas tienen un mayor riesgo de trastornos del estado de ánimo a medida que envejecen, de lidiar con cambios repentinos en la vida como problemas de salud, la pérdida de seres queridos e incluso el nuevo mundo de la jubilación”. 

“Es posible que no quieran recurrir a medicamentos o terapias para obtener ayuda, y para muchos, la interacción con la naturaleza es una de las mejores y más económicas herramientas de auto mejora que pueden usar”.

Tu cerebro y la naturaleza

Hoy un campo en crecimiento llamado ecoterapia ha demostrado una fuerte conexión entre el tiempo pasado en la naturaleza y la reducción del estrés, la ansiedad y la depresión.

No está claro exactamente por qué las excursiones al aire libre tienen un efecto mental tan positivo. Sin embargo, en un estudio del 2015, se comparó la actividad cerebral de las personas sanas después de caminar durante 90 minutos en un entorno natural o urbano. Descubrieron que aquellos que realizaban una caminata por la naturaleza tenían una menor actividad en la corteza prefrontal, una región del cerebro que está activa durante la rumia, definida como pensamientos repetitivos que se centran en las emociones negativas. (Puedes encontrar algo más sobre la rumia en otro artículo que publique hace poco en mi blog).

“Cuando las personas están deprimidas o bajo altos niveles de estrés, esta parte del cerebro funciona mal, y las personas experimentan un círculo continuo de pensamientos negativos”

Profundizando un poco más, parece que interactuar con espacios naturales ofrece otros beneficios terapéuticos. Por ejemplo, calmar los sonidos de la naturaleza e incluso el silencio al aire libre puede disminuir la presión arterial y los niveles de la hormona del estrés cortisol, que calma la respuesta de lucha o huida del cuerpo.

Los aspectos visuales de la naturaleza también pueden tener un efecto calmante. “Tener algo agradable en lo que enfocarse, como los árboles y la vegetación, ayuda a distraer tu mente del pensamiento negativo, por lo que tus pensamientos se llenan menos de preocupación”.

Lleva a tu ser al aire libre

Si no puedes ir afuera, escuchar sonidos de la naturaleza puede tener un efecto similar. Los investigadores utilizaron un escáner de IRM para medir la actividad cerebral de las personas mientras escuchaban los sonidos grabados en entornos naturales o artificiales.

Escuchar los sonidos naturales hizo que la conectividad cerebral de los oyentes reflejara un foco de atención dirigido hacia el exterior, un proceso que ocurre durante los períodos de descanso de vigilia, como soñar despierto.

Escuchar sonidos artificiales creó un enfoque dirigido hacia adentro, que ocurre durante estados de ansiedad, trastorno de estrés postraumático y depresión. Incluso mirar imágenes de entornos naturales, tu lugar favorito o un lugar que desees visitar puede ayudar.

Encuentra tu espacio

¿Cuánto tiempo con la naturaleza es suficiente? “Cualquier cosa de 20 a 30 minutos, tres días a la semana, a los fines de semana regulares de tres días en el bosque es útil”. “El punto es hacer que tus interacciones sean parte de tu estilo de vida normal”.

Tu tiempo con la naturaleza puede ser algo tan simple como una caminata diaria en un parque o un sábado por la tarde en un sendero local. “Incluso puedes intentar combinar tus salidas a la naturaleza con tu ejercicio regular al caminar con energía o al aire libre en bicicleta”.

El tipo de configuración de la naturaleza tampoco importa. “Concéntrate en los lugares que te parezcan más agradables”. “El objetivo es alejarse de entornos urbanos estimulantes y rodearse de un entorno natural”.

Y no te sientas si tienes que ir solo. Un estudio de 2014 descubrió que las caminatas en grupo por la naturaleza eran tan efectivas como las caminatas en solitario en términos de reducir la depresión y el estrés y mejorar la perspectiva mental general.

De hecho, en mi experiencia personal he visto que las personas que recientemente habían experimentado eventos estresantes de la vida como una enfermedad grave, la muerte de un ser querido o el desempleo tienen un mayor impulso mental luego de una excursión grupal en la naturaleza. “La naturaleza puede tener un poderoso efecto sobre nuestro estado mental”, “y hay muchas maneras de aprovecharla”.

Por tu salud y bienestar!

Carlos Correa PH & S

About the author

Carlos Correa

Leave a Comment