Encuentra Soluciones

Protegiéndote contra el deterioro cognitivo

Con este autoretrato de Van Gogh, ilustro en los seminarios que dicto, una postura corporal típicamente depresiva, que conlleva a enfermedades cognitivas y demencias severas.
.
Si bien actualmente no existe un tratamiento que pueda prevenir o curar la demencia, los investigadores han identificado algunos factores que pueden ayudarlo a protegerte del deterioro cognitivo. Cómo?
.
Ejercicio
.
El ejercicio ofrece una impresionante variedad de beneficios para la salud. Ayuda a prevenir la enfermedad cardíaca y la diabetes tipo 2; disminuye el riesgo de hipertensión arterial, cáncer de colon y cáncer de mama; y ayuda a aliviar el insomnio, la ansiedad y la depresión.
.
Además, puede ayudar a prevenir el deterioro cognitivo y la demencia. Está demostrado que participar en un programa de ejercicio regular mejora la función cognitiva en personas que tenían problemas de memoria.
.
El ejercicio puede ser particularmente ventajoso para las personas que portan la variante del gen APOE4, que hace que las personas sean más susceptibles al Alzheimer.
.
Una dieta de estilo mediterráneo
.
Una dieta mediterránea enfatiza frutas, verduras, granos integrales, frijoles, nueces y semillas, y aceite de oliva, e incluye cantidades moderadas de pescado, carne de ave y productos lácteos, al tiempo que limita la carne roja.
.
Desde hace tiempo, se ha reconocido que este patrón de alimentación promueve una mejor salud cardiovascular y reduce el riesgo de ciertos cánceres. Además, una dieta mediterránea parece disminuir el riesgo de desarrollar MCI y ralentizar la progresión a la demencia en las personas que tienen la enfermedad.
.
Alcohol
.
Existe cierta evidencia de que el consumo moderado de alcohol reduce el riesgo de deterioro cognitivo y demencia. Un estudio en JAMA, por ejemplo, encontró que las personas mayores de 65 años que bebían hasta una bebida alcohólica al día tenían aproximadamente la mitad del riesgo que los no bebedores durante cinco a siete años.
.
Otro estudio informó que el resveratrol, un compuesto en el vino tinto, descompuso beta-amiloide (depósitos anormales de proteína asociados con la enfermedad de Alzheimer) en experimentos de laboratorio, lo que sugiere que el vino tinto en particular puede ser protector, pero se necesitan más estudios. Mientras tanto, los expertos no recomiendan beber alcohol para defenderse de la enfermedad de Alzheimer.
.
Sin embargo, los expertos no recomiendan beber alcohol para prevenir el deterioro cognitivo. Si disfrutas de una bebida alcohólica ocasional, debes limitar tu consumo a no más de dos bebidas al día si es hombre o una bebida si es mujer.
.
En el estudio JAMA, los bebedores compulsivos, definidos como más de cuatro bebidas por día o 14 por semana para hombres y más de tres bebidas por día o siete por semana para mujeres, tenían un 22% más de riesgo de Alzheimer que los no bebedores.
.
Dormir
.
Es sabido que dormir de manera constante y de buena calidad mejora la salud en general. Nuestros cuerpos dependen de una cierta cantidad de sueño regular para una variedad de funciones esenciales, muchas de ellas en el cerebro.
.
Los estudios han demostrado que las personas que regularmente duermen menos de las recomendadas de siete a ocho horas por noche obtienen una puntuación más baja en las pruebas de función mental. Esto puede deberse a que el aprendizaje y los recuerdos se consolidan durante el sueño.
.
Estimulación mental
.
Muchos investigadores creen que el nivel educativo es menos importante para mantener un cerebro sano que el hábito de mantenerse mentalmente activo a medida que envejece.
.
En un estudio, a las personas mentalmente intactas de 70 y 80 años se les preguntó con qué frecuencia realizaban seis actividades que requerían compromiso mental activo: leer, escribir, crucigramas, jugar a juegos de mesa o de cartas, participar en debates grupales y tocar música.
.
En los siguientes cinco años, aquellos que se ubicaron en el tercio más alto en términos de la frecuencia con que se involucraron en actividades de estimulación mental tuvieron la mitad de probabilidades de desarrollar deterioro cognitivo leve que aquellos en el tercio más bajo. Un informe anterior encontró un vínculo similar entre las actividades de estiramiento cerebral y un menor riesgo de Alzheimer.
.
Contactos sociales
.
La interacción social puede tener profundos efectos en tu salud y longevidad. De hecho, hay evidencia de que las conexiones sociales fuertes pueden ser tan importantes como la actividad física y una dieta saludable.
.
Las interacciones sociales fuertes pueden ayudar a proteger tu memoria y función cognitiva de varias maneras a medida que envejeces.
.
La investigación muestra que las personas con fuertes vínculos sociales tienen menos probabilidades de experimentar disminuciones cognitivas que aquellos que están solos. Por el contrario, la depresión, que a menudo va de la mano con la soledad, se correlaciona con un deterioro cognitivo más rápido. Además, contar con una sólida red de personas que lo apoyen y cuiden puede ayudarlo a reducir sus niveles de estrés.
.
Las actividades sociales requieren que participes en varios procesos mentales importantes, incluida la atención y la memoria, que pueden reforzar la cognición. El compromiso frecuente ayuda a fortalecer las redes neuronales, desacelerando los declives normales relacionados con la edad. También puede ayudar a fortalecer la reserva cognitiva, lo que puede retrasar la aparición de la demencia.
.
Por tu salud y felicidad!
.
Carlos Correa PH&S
.
* Ten en cuenta que no proporciono respuestas a inquietudes médicas personales, ni puedo suministrar información médica. Para obtener consejos médicos específicos y personalizados, te sugiero a que te comuniques con tu médico.

About the author

Carlos Correa

Leave a Comment